Rescate de los niños atrapados en Tailandia: claves del éxito

19.07.2018

El acontecimiento que nos ha tenido a todos pendientes durante las últimas semanas por fin ha concluido con el mejor resultado que todos podríamos esperar: los niños y el entrenador que quedaron atrapados en una cueva en Tailandia han podido ser rescatados.

Condiciones que han favorecido el buen estado de los niños

Parece increíble que, pese a que pasaron 9 días incomunicados hasta que dos submarinistas británicos lograron dar con su paradero, una vez encontrados tanto los menores como el entrenador mantuvieran un buen estado físico y mental, teniendo en cuenta las circunstancias.

Una de las claves para lograr mantener ese buen estado mental es que se encontraban  todos juntos, funcionando como un equipo. Si en una circunstancia similar en vez de encontrarnos rodeados de un grupo de amigos nos encontrásemos solos las probabilidades de éxito serían mucho menores puesto que no podríamos disfrutar del apoyo de nuestros compañeros.

Por otro lado, aunque todavía las noticias no se han hecho eco de ello, no podemos dudar de la gran labor que habrá realizado el entrenador del equipo. Al ser el único adulto del grupo y estar al cargo de la vida de estos menores, su papel principal habrá sido conservar la calma y ser capaz de mantener a los niños en las condiciones más favorables posibles teniendo en cuenta la limitación de recursos con la que contaban.

No podemos olvidar que para los niños su entrenador es el líder del equipo, es una figura respetada y acostumbrada a guiar a sus jugadores hacia la victoria.

Por último, hay que tener en cuenta que en una situación de supervivencia, la salud mental es tan importante como la física. Es imprescindible que estos chicos hayan mantenido una actitud positiva, puesto que las personas que se mantienen optimistas son más propensas a pensar que los sucesos adversos son más controlables y por tanto su comportamiento irá enfocado a la supervivencia. Al contrario, si tenemos una actitud más pesimista pensaremos que la situación escapa a nuestro control y que no podremos hacer nada para solucionarla.

Después del laborioso rescate y de la posterior recuperación física que les espera a todos ellos, es muy probable que deban realizar un gran trabajo para poder reponerse a nivel mental. El trabajo de los psicólogos consistirá en minimizar todo lo posible las secuelas psicológicas para que todos ellos puedan continuar su vida con normalidad. Los trastornos asociados a situaciones de este estilo son, sobre todo, los relacionados con problemas de ansiedad, como puede ser: el trastorno de estrés postraumático, fobias derivadas de la situación vivida, etc.

Si te ha gustado el artículo, comenta y/o compártelo para que otros puedan leerlo